Elige tu ciudad
ROSARIO
SALTA | SANTIAGO DEL ESTERO | BUENOS AIRES
25 de Junio de 2017
 
NEWSLETTER
RSS
Mi ciudad
volver
Gran concurrencia de fieles

 

20/04/2017 07:33:03  | El patrono de las causas justas y urgentes convoca cada vez más fieles en la iglesia de San Cayetano, de Buenos Aires al 2100. El arzobispo Martín celebró una misa en la Plaza Libertad.

FOTOS
VIDEOS
Aumentar tamaño Reducir tamaño
 
"Cada año viene más gente", aseguró Martha, desde su puesto repleto de velas rojas y verdes ubicado frente a la parroquia San Cayetano, de Buenos Aires al 2100. Acompañando lo que en el templo visualizan como una "creciente devoción", por primera vez este año San Expedito, el santo de las causas justas y urgentes, tuvo su procesión que colmó las calles. Durante todo el día, hubo largas colas en la vereda del templo para venerar al santo que, aseguran los creyentes, "responde con prontitud".

El arzobispo Eduardo Martín fue el encargado de encabezar la procesión con la imagen del santo, que partió a las 15 desde la parroquia para llegar media hora más tarde a la plaza Libertad, donde se celebró una misa.

PRIMERA PROCESIÓN

Los festejos se realizaron este año por primera vez, acompañando la ascendente cantidad de fieles que el 19 de cada mes se acercan al templo de barrio Abasto, tradicionalmente conocido por ser epicentro de la festividad de San Cayetano, patrono del trabajo.

A excepción de la celebración del 7 de agosto, el Día de San Cayetano; durante todo el año San Expedito recibe más fieles que el humilde santo del pan y el trabajo. "Los 19 de cada mes llega a la parroquia cada vez más gente, el santo despierta mucha devoción religiosa", señaló Marcelo Franchini, párroco de San Cayetano.

Los pasacalles que amanecieron ayer colgados frente a la parroquia, laS colaS de personas esperando para entrar al templo y los claveles rojos colocados a los pies de la imagen de San Expedito confirmaban las palabras del cura.

Todas muestras de piedad popular, quizás producto de las necesidades de las personas, pero sobre todo del apuro por obtener aquello que se pide ahora, ya, en forma urgente. "Es el santo de las causas justas y urgentes. La gente le pide mucho cuando se les presenta un problema y parece que responde con prontitud", explicó Franchini.

DESDE UN SÓTANO OSCURO

Según cuentan las estampitas que se repartían ayer en la iglesia, San Expedito vivió a principios del siglo IV, comandaba una legión de soldados romanos que permanecía desplegada en Armenia para custodiar los confines del imperio. También fue el primero en convertirse al cristianismo, razón por la cual fue detenido y el 19 de abril del año 303 fue sacrificado por orden del emperador Diocleciano.

La imagen del santo sostiene en su mano derecha una cruz con la palabra "hodie" (hoy en latín) que simboliza la decisión de adoptar la fe cristiana en forma inmediata, "hoy no mañana". Y bajo su pie izquierdo yace un cuervo negro con una cinta en su pico que dice "cras" (mañana) y representa las tentaciones de la vida terrenal.

Esa fue la imagen que llegó al templo de San Cayetano hace no más de diez años. Según recordó su sacerdote, fue Ernesto Longhi, quien estuvo 30 años al frente de la parroquia, el encargado de rescatar la imagen que permanecía olvidada en un sótano de la sacristía del Buen Pastor.

"Longhi había visto como se veneraba a San Expedito en Brasil y pidió a las hermanas del Buen Pastor que le donaran la imagen. La mandó restaurar y la puso a devoción de la gente", relató Franchini.

Al principio, estaba ubicada sobre uno de los costados del templo, pero la cantidad de personas que se acercaba obligó a mudarla. Ahora, está situada en un altar vidriado construido en madera, idéntico al que en el extremo opuesto ocupa San Cayetano.

"ME CONCEDE TODO"

Hasta ese lugar llegaron ayer miles de fieles, en su mayoría mujeres. Algunas acompañadas de sus hijos, otras de sus nietos. Muchos vecinos de la parroquia; otros que habían recorrido varias cuadras en colectivo para llegar hasta allí e incluso familias enteras de otras colectividades que habían dejado su auto estacionado en los alrededores del templo.

Carlos y Patricia llevaban más de media hora esperando su turno para acercarse a la imagen de San Expedito. "Venimos a agradecer, porque siempre me concede todo", contó la mujer que recurrió al santo por problemas de salud, cuando una peritonitis la tuvo largo tiempo en el hospital, y también cuando a su esposo le robaron la moto. "Me concede todo, gracias a Dios", concluyó la mujer.

"La gente le pide muchas cosas al santo, se le pide trabajo. Yo misma le pedí trabajo y me dio trabajo. Pero también se le pide mucho por salud, por dinero y por seguridad. La gente está muy preocupada por este tema", sumó Martha, desde uno de los tantos puestos que se instalaron ayer "tempranísimo" frente a la parroquia.

Para la mujer, "la cantidad de necesidades de la gente" es la principal tracción de los fieles de San Expedito. "Es un santo al que le piden demasiado", advirtió y rápidamente expresó como un suspiro: "Espero que pueda seguir dándoles sus dones a todos".

Fuente: La Capital
 
 
volver
Enamorate