Elige tu ciudad
ROSARIO
SALTA | SANTIAGO DEL ESTERO | BUENOS AIRES
20 de Septiembre de 2017
 
NEWSLETTER
RSS
Policiales
volver
Armaron la empresa con elementos robados

 

19/05/2011 00:00:00  | Días atrás se conocía la denuncia de una persona que, instaló un castillo inflable para una supuesta fiesta infantil, y al ir a buscarlo por la noche, no encontró nada, ni la fiesta, ni el castillo. En un operativo realizado en Ameghino al 2900, personal policial arrestó a dos personas, y secuestró dos inflables, mesas, sillas, un metegol, entre otras cosas

FOTOS
VIDEOS
Aumentar tamaño Reducir tamaño
 
El relato de lo ocurrido
La situación fue por demás de inusual: "Me llamaron el jueves a la tarde para alquilar un castillo inflable. Prometí llevar el juego y cumplir con el trabajo pero no pedí ninguna seña para asegurar el juego", explicó José Luis Zanabria, el comerciante dueño de los juegos.

El negocio de Zanabria está instalado en Echesortu y el pedido del inflable se hizo desde calle Dragones Rosarinos, un pasaje paralelo a San Martín al 6400. "Llegué y había unos globos en la calle. Se me acercó una chica morocha de unos 25 años que estaba acompañada por un muchacho. Me dijeron que armara el inflable en el frente de la vivienda y quedé que les cobraba después, alrededor de las 21, cuando tenía que ir a buscar el juego", dijo el perjudicado.

Final de fiesta. El comerciante se retiró porque "todo parecía normal", pero al volver se encontró con una ingrata sorpresa: "No había nada. Ni globos, ni chicos ni inflable. Miré por un hueco de la puerta del garaje de la casa y ví que adentro no había ni muebles. Estaba todo apagado, vacío y no salía nadie ante mis llamados", dijo.

El hombre comenzó a tocar timbre a los vecinos y le comentaron que allí vivía una "gente que se estaba mudando". Y le contaron que diez minutos después de que él monto el inflable llegaron dos personas en un vehículo, lo cargaron y se lo llevaron. "Se vé que me estaban mirando desde la esquina porque de la casa no salió nadie mientras yo hacía el trabajo", dijo Zanabria.

Desesperado, el comerciante fue a la subcomisaría 20ª y se encontró con otra sorpresa. "Cuando me tomaban los datos llegó un colega que tiene otra casa de juegos y me contó que a él también lo llamaron a las 3 de la tarde y que le hicieron lo mismo. El montó el juego y lo robaron".

Fuente: Notiexpress
 
 
volver
Enamorate