Elige tu ciudad
ROSARIO
SALTA | SANTIAGO DEL ESTERO | BUENOS AIRES
25 de Octubre de 2014
 
NEWSLETTER
RSS
El cardenal Mario Poli sufrió un robo en una iglesia porteña NE Tres partidos de fútbol de primera  NE ¿Cuánto costará el kilo de helado este verano en Rosario? NE Murió una nena de 5 años tras ser atropellada por un camión  NE Audiencia imputativa al autor del atentado a la casa de Guillermo Lorente NE Sábado y domingo vacunan contra sarampión, rubéola y poliomielitis NE El club Argentino no quiere dejar terrenos para un plan de vivienda NE La provincia estudia cómo pagar un bono de fin de año al personal  NE Newell’s Old Boys necesita una victoria ante Godoy Cruz
Actualidad
volver
Pueblo chico...

 

15/01/2011 00:00:00  | Un principio de incendio alteró la tranquila madrugada de ayer en la cercana localidad de Alvear, donde desconocidos rociaron con nafta el frente de la casa del presidente comunal, Carlos Pighin, y le prendieron fuego.

FOTOS
VIDEOS
Aumentar tamaño Reducir tamaño
 
Adentro de la vivienda dormía la madre del mandatario, que salvó su vida por milagro gracias a una vecina que, alertada por las llamas, la llamó por teléfono y le avisó lo que ocurría. Esto permitió que pudiera salir en medio de una intensa humareda que ya había invadido buena parte de la propiedad.

El hecho ocurrió pasadas las 2 de la mañana, cuando Pighin disfrutaba en Mar del Plata de su último día de vacaciones, su madre Nilda había quedado al cuidado de la vivienda de Roma y San Martín, y la secretaria de Gobierno, Angela Rossi, al frente de la comuna. 

En ese momento, Adela Alvarez, una vecina que vive en las cercanías, advirtió el fuego en la casa del farmacéutico que hoy dirige los destinos de Alvear, lindera al negocio. "Iba a cerrar la ventana porque nos íbamos a dormir y me encontré con una llamarada inmensa", contó al diario La Capital la vecina, mientras pedía insistentemente que no la fotografiaran. "Mi hijo mayor me dijo: «Llamá a la cana», y lo hice. Pero primero la llamé a Nilda. Ella creyó que se estaba incendiando un árbol, pero le dije: «No, es la casa, salga enseguida».

Ayudada por vecinos, la madre del mandatario, de 70 años, consiguió sofocar el fuego con agua y salir de la vivienda. Algunas versiones decían que había sufrido un principio de asfixia, pero esto fue desmentido por el jefe de la subcomisaría 8ª, Roberto Sandoval.

EL MÓVIL DEL ATENTADO

Ninguna de las fuentes consultadas quiso arriesgar teoría alguna ni especular sobre algún móvil en particular. “Esto está en plena investigación, no manejamos ninguna hipótesis, estamos esperando el resultado del accionar policial y que vuelva el jefe comunal”, dijo la secretaria de Gobierno.

No es la primera vez que se produce un episodio de este tipo en Alvear. Hace un año, el ex presidente comunal, Oscar Alfredo Montagni, también sufrió un intento de incendio en su vivienda, en un caso que parece ser el sino de los mandatarios locales

HISTORIA QUE SE REPITE

El 4 de agosto de 2009, esta comunidad de 3.500 vecinos vio alterada su tranquilidad en un episodio similar al de ayer. A la 1.30 de ese día también ardió con nafta el frente de la casa de Oscar Montagni, por entonces jefe comunal que llevaba 18 años en el poder.

Meses antes, el 23 de mayo, otro fuego, menor que el de agosto, también había arruinado la puerta de entrada de su casa. Según Montagni, este atentado había sido precedido por amenazas telefónicas. La última vez, en la casa estaba la familia completa: Montagni, su esposa, su madre, los dos hijos y la novia de uno de ellos. “Nos despertamos por los gritos e inmediatamente salimos de la casa como pudimos. Desde la comuna trajeron un matafuegos y después vinieron los bomberos”, contó en esa oportunidad el ex jefe comunal al diario La Capital.

Lo cierto es que desde hace un tiempo Alvear viene dando crédito al dicho “pueblo chico, infierno grande”. Las últimas elecciones, que consagraron después de décadas a un candidato de la oposición, estuvieron precedidas de acusaciones cruzadas, protestas y golpes bajos y tanto la asunción de las nuevas autoridades como los días previos y posteriores se vieron envueltos en un clima de verdadera tensión.

“En Alvear somos cuatro gatos locos, no pueden estar pasando las cosas que pasan aquí”, dijo Pighin el día que asumió, en medio de una fuerte custodia policial. ”En Alvear imperan el odio y la venganza”, acusó días después Montagni tras denunciar agresiones por parte de agentes comunales.

Montagni milita políticamente en el justicialismo, en tanto Pighin llegó a la jefatura comunal en la lista del Frente Progresista Cívico y Social.


 

Fuente: Notiexpress / La Capital
 
 
volver
banner

 
TV-SA